Archive for the Política y Sociedad Category

Un país condenado al éxito

Posted in Política y Sociedad on mayo 5, 2011 by Willy

Duhalde se baja de la interna y se va a otro partido, Cobos no renuncia a la vicepresidencia y se baja, Sanz se hace el guapo y después se baja, Binner juega a tres puntas y la UCR lo critica, Macri la juega de líder serio y también se baja, Reutemann nada, Carrió dice que Binner no existe y ella no llega al 5%, la nueva política lleva a Miguel Del Sel como candidato a gobernador, Duhalde lo apoya, Pino afirma que rompe con el bipartidismo y se baja con pelea incluida, Alfonsín parafrasea a su padre mientras coquetea con Macri-Duhalde-Pino-DeNarváez-Binner-Carrió como si fueran parte de un mismo asunto. ¿Por qué no se van todos juntos en carpa al uritorco por unos cuantos meses?

Anuncios

Mucamas eran las de antes

Posted in Política y Sociedad on junio 5, 2008 by Willy

Siempre es bueno tener quién te ayude con las cacerolas.

Clase media

Posted in Política y Sociedad on mayo 13, 2008 by Willy

La clase media argentina cree representar los intereses de todos, habla por todos, y pide por todos.

Por eso corre al banco a sacar sus ahorros cuando escucha rumores de corralitos o semejantes, generando exactamente aquello de lo que intenta salvarse. Obviamente, por el bien de todos.

El “campo”

Posted in Política y Sociedad on marzo 27, 2008 by Willy

Protesta en Plaza de Mayo

Algunas consideraciones al respecto.

a) Los grandes productores y terratenientes de este país son realmente muy caraduras, y deberían hacerse cargo del papel que cumplen. A veces no se puede ganar todo lo que uno quiere, y deben entender que si ellos están en condiciones de ganar el dinero que reclaman es porque existe una política por detrás que así lo estructura y permite.

b) El gobierno nacional y los gobiernos provinciales deberían analizar con mayor detenimiento la situación de los pequeños productores, que parece ser muy distinta a la de los grandes.

c) Está muy claro, al menos para mí, que las protestas urbanas surgidas estos días no tienen ninguna relación con la problemática del campo. Simplemente ciertos sectores de la población aprovechan la ocasión para hacer oir sus sensaciones, sus reclamos y opiniones respecto a este gobierno. Estos son obviamente legítimos y reales, pero el hecho de subirse a una lucha que no comparten, entienden, y que ni siquiera les interesa, para manifestar intereses particulares (básicamente la inflación y el enojo con la soberbia presidencial), a mi me indigna. Es ridículo: ¿cuál es el mensaje? “Bajen las retenciones?”. Seguramente si el gobierno baja las retenciones como pide el sector agropecuario, el conflicto con estos sectores urbanos (claramente de clase media tirando a alta) se agudizará, ya que la inflación será más difícil de controlar, debido a la reducción de la oferta por exportación y por sustitución de actividades económicas por aquellas más rentables.

d) Es positivo que se vuelva a utilizar el espacio público como lugar de manifestación de intereses sociales. También es positivo que aquellos sectores que siempre se quejaron de los piquetes y cortes de calles ahora recurran a los mismos métodos. Es hora de que entiendan que no son más legítimos que muchos otros.

e) Es lamentable observar cómo ciertas prácticas y grupos ligados a la historia política argentina, pero fundamentalmente al peronismo, vuelvan a aparecer. La recurrencia a grupos organizados, que mediante el uso simbólico y no simbólico de la violencia intentan dispersar a la gente y ocupar un espacio de expresión social, representa lo peor de nuestra cultura política. Y es aún más lamentable y peligroso si se utilizan desde el ejercicio del poder.

f) El Gobierno Nacional reacciona mal y tarde. Ahora está en una encrucijada, y con un gran descontento popular, aún entre aquellos sectores que tradicionalmente les fueron favorables. Deberá dar un golpe de efecto muy importante si pretende continuar el resto de la gestión sin grandes inconvenientes, ya sea mediante un cambio en su política o a través de una mejor y más estrecha comunicación con los distintos sectores y la sociedad en su conjunto. En este sentido, urge una profunda reestructuración del Indec, aunque sea solo una cuestión de imagen.

g) La inflación no es joda.

h) Que por favor aparezca rápidamente un dirigente opositor -nuevo- capaz de articular institucionalmente estos intereses contrarios al Gobierno Nacional.

h) Por último, y a modo de síntesis, el “Coco” Basile es un chanta, aceptémoslo.